Medidas-Preventivas
Has no content to show!
27 February 2021

El cambio lingüístico está en marcha. En el Reino Unido, los hospitales universitarios de Brighton y Sussex están implementando cambios de lenguaje en las salas de maternidad para erradicar lo que creen que es la “transfobia tradicional”. Así, frente a una audiencia trans o no binaria, se invita a las parteras a reemplazar la expresión “leche materna» por “leche humana” o “leche pectoral”. Para no ofender a las personas cuya expresión de género no coincide con su identidad sexual, las palabras «padre» y «madre» se sustituyen por «progenitor» o «persona». Y como no paramos el progreso, el «servicio de maternidad» ahora se llama «servicio prenatal».

En un documento que establece las nuevas reglas lingüísticas, estos hospitales docentes estiman que “en la actualidad existe un esencialismo biológico y una transfobia en las narrativas y discursos tradicionales del nacimiento». Con buenas intenciones, los profesionales de la salud continúan: “Estamos trabajando para proteger a nuestros usuarios de servicios trans y no binarios y a los profesionales de la salud de una mayor persecución debido a cambios en la terminología».

Si estas adaptaciones lingüísticas son las primeras en el país, en Francia, algunos profesionales temen la importación de estos nuevos estándares. «Se trata de borrar cosas naturales, y si este tipo de cambios lingüísticos se producirán en Francia, los cambios de mentalidad van rápido», expresa preocupada Delphine de Riberolles, comadrona desde hace quince años, en París. «La tendencia actual es la degeneración de los individuos», agrega. Si explica cómo adaptarse cuando posiblemente está frente a una persona transgénero, se niega a transformar la realidad. Y concluye: «Hagámoslo simple, con puntos de comparación reales».

Código Civil Modificado

Con nuestros primos de Quebec, el 28 de enero se dio un paso adicional. El Tribunal Superior de Quebec ha emitido una decisión ordenando al gobierno enmendar, antes de fin de año, varios artículos del Código Civil de Quebec considerados discriminatorios contra personas trans o no binarias. 

El juez Gregory Moore, designado por el gobierno de Justin Trudeau, falló a favor de los demandantes, y en particular del Centro para la Lucha Contra la Opresión de Género. Precisamente, en su decisión, el juez consideró que se debe facilitar el proceso de cambio de sexo sobre el estado civil. Además, exige que el estado civil no se limite a las categorías de «hombre» y «mujer», y propone otra opción…

Para el Tribunal Superior de Quebec, el hecho de que tres artículos del Código Civil identifiquen al progenitor de un niño como su “padre” o su “madre”, “viola la dignidad y el derecho a la igualdad” de este progenitor si éste se siente no binario. Por tanto, la concepción de los individuos debe basarse en la noción de identidad de género, incluso dentro del estado civil. Sin embargo, la idea parece vaga.

Rhéa Jean, filósofa y activista feminista de Quebec durante casi 20 años, ha estado observando el desarrollo de las demandas de las personas transgénero en el país durante años. Al leer esta decisión, se pregunta: «Para estas activistas, la identidad de género nos definiría y contradeciría la mención del sexo. Sin embargo, incluso la sentencia del Tribunal Superior de Quebec no puede definir la identidad de género, excepto mediante una definición circular: «género se refiere al género que una persona siente internamente» (párrafo 2).

¡Todavía no sabemos qué es! ¿Qué les parece? Incluso si no se sabe qué es, la identidad de género es, no obstante, una «característica inmutable» (párrafo 106). Y para continuar: “¿Cómo puede discriminar la información fáctica sobre el sexo de las personas a las personas trans o no binarias? ¿Cómo puede la información fáctica tener un elemento de juicio moral? Aunque lo biológico deba ser eliminado, encontrar lo común se convierte en una tarea difícil.

“Fragmentación del cuerpo, por tanto, pero también fragmentación del tejido social. El individuo se percibe dentro de subgrupos de identidad (no binarios, género queer, sin género, demiboy, etc.) definidos vagamente por ideas superficiales”, subraya Rhéa Jean.  Según ella “estamos tratando de imponernos el uso de pronombres para cada uno de estos grupos de identidad o a pedido individual de cada uno, se nos imponen nuevos términos como ‘cis’, cambiamos la definición de palabras como mujer u hombre. Esto es preocupante porque la comunicación se rompe».

(Tierra Pura)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree