Has no content to show!
12 Octubre 2017

 Ingenieros son acusados de fraude por más de 12 millones de pesos, debido a que a finales de 2013 fueron contratados para edificar una agencia de Toyota en el Periférico Norte y no cumplieron.

 Los acusados son Edwin N, contratado por la empresa de razón social “Automotriz Toy del Sureste”, S.A. de C.V. de R.L., para la supervisión de la construcción de la obra;  y Lionel N, representante legal de Caysa constructora, compañía que se encargaría de la edificación del inmueble.

 En la audiencia realizada ayer, en el Centro de Justicia Oral de Mérida, la juez dio como válidos los datos de prueba aportados por los fiscales e imputó el delito de fraude genérico, previsto y sancionado por los artículos 323, en relación con el 325 fracción IV, ambos del Código Penal en vigor. Los acusados se reservaron el derecho de rendir sus declaraciones sobre los hechos que se les atribuye.

 La audiencia para resolver la situación jurídica de Lionel N se realizará este viernes 13 del mes en curso, mientras que para Edwin N será el lunes 16.

 Los fiscales solicitaron la prisión preventiva para los acusados, pero la juez determinó como medidas cautelares una garantía económica de 30 mil pesos, para cada uno, la utilización de localizador electrónico, no salir del país y someterse a la vigilancia de la Unidad Estatal de Medidas Cautelares.

 En su exposición de los hechos, los fiscales señalaron que en diciembre de 2013, la empresa “Automotriz Toy del Sureste” abrió una convocatoria privada para la construcción de la obra denominada “Proyecto Taller H. y P. y como Nuevos Toyota Altabrisa”, y como resultado designó al ingeniero Edwin como responsable de adjudicar la obra a la mejor propuesta que se presentara.

 Pero a pesar de existir mejores proyectos que se inscribieron a la licitación, el ahora imputado adjudicó la obra a “Caysa Constructora”, Sociedad de Responsabilidad Limitada de Capital Variable, representada por el ahora coacusado Lionel N, lo que propició que el 13 de diciembre de ese año la empresa afectada le otorgara el contrato de obra negra a precios unitarios y tiempo determinado, para la realización de la proyecto.

 El 20 de diciembre de 2013, se les entregó, vía transferencia bancaria la cantidad de ocho millones por concepto de anticipo. Los trabajos iniciaron el día 15 de enero de 2014 y debieron finalizar el 20 de agosto de ese mismo año, lo cual no ocurrió, y en ese lapso se le proporcionaron diversas cantidades que sumaron 12 millones 355 mil 31 pesos.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree