Has no content to show!
29 Septiembre 2017

El Secretario de Salud, José Narro Robles, afirmó que el Sector Salud ha desplegado todos los recursos necesarios para el cuidado de la salud individual y colectiva, a fin de reducir o evitar riesgos sanitarios, enfermedades transmitidas por vector o padecimientos que pueden presentarse después de un desastre natural por las condiciones de higiene, concentración de personas en albergues y lluvias, entre otros factores.

 En esta su cuarta visita a Oaxaca a partir del 7 de septiembre, el Secretario de Salud dio seguimiento personal a las acciones que se han implementado para atender la salud de la población oaxaqueña: Primero fue la habilitación del gimnasio del IESIT como hospital temporal, luego la operación del hospital y unidades médicas móviles llamadas Atlantes y después la instalación de un nuevo albergue en Juchitán, entre otras medidas.

 Durante sus recorridos por Juchitán, Ixtaltepec e Ixtepec, Narro Robles visitó cuatro albergues para dar cuenta de las condiciones en el manejo de alimentos, potabilización del agua para consumo humano, instalación de baños y regaderas y atención a la salud de la población afectada por los sismos.

 “En estos momentos, lo más importante es preservar la salud de la gente, por lo que trabajamos para asegurar un efectivo acceso a servicios médicos”, subrayó el Secretario de Salud.

 Al visitar las unidades médicas móviles llamadas Atlantes, se le informó al doctor Narro Robles que a ocho días de su instalación en el municipio de Juchitán, han brindado más de 500 servicios médicos, entre consultas, partos, estudios radiológicos y hospitalizaciones.

 El titular de Salud constató que las unidades operan a toda su capacidad en las especialidades de urgencias, ginecología y obstetricia, pediatría, medicina interna, cirugía general, traumatología y ortopedia, y anestesiología.

 Ahí conversó con algunos de los trabajadores del Hospital General de Juchitán Macedonio Benítez Fuentes, quienes operan estas unidades móviles, después de que su hospital quedara inhabilitado debido a los daños estructurales como consecuencia del sismo.

 En cuanto a la unidad móvil habilitada como hospital, tiene capacidad para 30 camas censables, quirófano, dos consultorios y un módulo de atención al embarazo de alto riesgo.

 También se dispone de tres ambulancias y un Centro Regulador de Urgencias Médicas.

 Con esta infraestructura de salud se da respuesta a la demanda de servicios médicos y preventivos de Juchitán y municipios cercanos como Ixtepec e Ixtaltepec.

 Además se mantienen todas las acciones de prevención y promoción de la salud, vigilancia epidemiológica, protección contra riesgos sanitarios y control de vectores en los 41 municipios de la Región del Istmo, lo que ha permitido que hasta el momento, no se registren brotes epidémicos.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree